meRTnwHJxuG6ab9bbd1d6gYFuj8br4TYEKsB7b3zUqc

Categoría: RECETAS PARA EMBRAZADAS

Los 10 Cuidados Durante el Embarazo

Los cuidados  Durante el embarazo son fundamentales y varían en función de la mujer y el tipo de embarazo. La alimentación, el ejercicio físico y el sueño son algunos de los cuidados básicos para el embarazo que deberemos tener en cuenta para conseguir un embarazo perfecto.

Cómo cuidarse durante el embarazo temas más Básicos

La alimentación y nutrición

En el embarazo no es un buen momento para ponerse a régimen ni abusar de comidas grasas. Lo ideal, será mantener una dieta adecuada y  bien equilibrada donde exista una gran cantidad de nutrientes de, fruta, verdura y fibra. Además, no se deberá comer en grandes cantidades, realizando 5 o 6 comidas al día.

Por otro lado en los cuidados durante el embarazo, es recomendable no comer carnes crudas, semi crudas o embutidos. Si se come carne, debe estar bien hecha y habrá que lavar bien las frutas y verduras que se vaya a ingerir. Además, se deberá aportar gran cantidad de calcio “leche y derivados lácteos”.

Durante los tres primeros meses del embarazo, será aconsejable añadir ácido fólico a la dieta para evitar posibles malformaciones fetales o espina bífida. También una buena opción será reducir el consumo de  los productos estimulantes como el café, té y el chocolate. De esta manera, una buena alimentación diaria será un cuidado perfecto para el embarazo.

Hidratación durante el embarazo es esencial

Los 10 Cuidados Durante el Embarazo

Los cuidados durante el embarazo, se deberá prestar especial atención a la ingesta de líquidos, por ello el ingerir abundante líquido será fundamental. Se recomienda ingerir 2 litros de agua diarios aproximadamente para poder  favorecer la correcta formación del bebé. Algunos de los líquidos recomendados en el embarazo son:

  • Los zumos
  • Lácteos
  • La agua
  • Infusiones

Higiene  en el  embarazo

La higiene es otro factor  importante a tener en cuenta en los cuidados básicos para el embarazo. Existen algunas enfermedades que pueden evitarse lavándose frecuentemente. La mujer embarazada deberá lavarse por lo menos dientes 3 veces al día y las manos antes de comer e ir al baño. Los baños calientes serán ideales para las hemorroides y se deberá limpiar la zona si se utiliza hielo para el dolor.

El ejercicio físico

A no ser que sea un embarazo de riesgo y el médico lo aconseje, el ejercicio físico es muy recomendable durante todo el embarazo. Los deportes más indicados para practicar durante el embarazo son los siguientes:

  • El Yoga
  • Los Pilates
  • Caminar es fundamental
  • El Golf
  • Danza del vientre

Dormir en el embarazo

Los problemas para dormir son muy usuales casi en la mayoría entre las mujeres embarazadas, pero es importante prestarle especial atención al sueño mientras dure el embarazo. Se deberá intentar dormir todo lo que sea posible.

También se recomienda dormir sobre el lado izquierdo ya que permite la no compresión de los grandes vasos sanguíneos facilitando un mayor flujo sanguíneo hacia el bebé. Además, ayuda a prevenir las piernas hinchadas de la mujer embarazada.

Evitar el tabaco y alcohol es clave

Es fundamental para tener un embarazo 100% saludable sin el alcohol, dejar el tabaco y el alcohol. Si una mujer fuma durante el embarazo está exponiendo al bebé a sustancias perjudiciales como el alquitrán, monóxido de carbono y nicotina.

La nicotina reducirá el oxígeno y los nutrientes al bebé, pudiendo llegar a producirse problemas durante el embarazo. Por otro lado, el alcohol podrá interferir en el desarrollo normal del feto provocando los  efectos congénitos de nacimiento.

La hipertensión en el embarazo

Los controles médicos serán muy necesarios para las mujeres en los cuidados en el  embarazo con hipertensión arterial. Es aconsejable que las mujeres que padezcan de hipertensión se controlen la tensión en sus casas.

En la mayoría de los casos, se recomendará un reposo adecuado de la mujer embarazada, donde se deberá evitar el ejercicio aeróbico.

Los 10 Cuidados Durante el Embarazo

La piel durante el embarazo de la mujer

Los cambios hormonales pueden provocar fuertes modificaciones en la piel de la embarazada, donde la piel responde con mayor sensibilidad a los rayos del sol. Además, por el crecimiento fetal se forman estrías.

Ahora para minimizar las estrías se recomienda hidratar la piel y realizar masajes diarios usando una buena crema corporal.

Los picores durante el embarazo

Generalmente, los cuidados durante el embarazo pueden aparecer picores en los muslos, pecho y abdomen. Para evitar estos picores se recomienda el uso de cremas y geles de baño con avena y utilizar ropa de algodón, lino o seda.

Evitar el uso de medias y calcetines lo más posible que sea

Las medias y los calcetines que favorezcan la compresión de las piernas no serán adecuados para la mujer embarazada. Dicha compresión puede provocar varices y por ello, se deberán de evitar medias y calcetines que aprieten la zona.

 

¿Se Pueden Aliviar las Nauseas en el Embarazo?

Las nauseas en el embarazo afectan casi al 70 por ciento de mujeres embarazadas, aunque podemos sobrellevarlas con algunos trucos caseros.

Aunque no todas las mamás viven con las nauseas en el embarazo igual, sí es cierto que es uno de los síntomas más comunes que acompañan al primer trimestre, en ocasiones alargándose durante períodos que llegan a sobrepasar la semana 20.

Una de las versiones más acusada de este síntoma, la hiperémesis gravídica, puede llevar a la mamá a mantener reposo absoluto durante unas  semanas, además de tomar las  precauciones extraordinarias para prevenir deshidrataciones, mareos, deficiencias nutricionales y pérdida de peso.

Para las mamis que pasan por las nauseas en el embarazo convencionales, existen una serie de medidas que podemos tomar para hacer más llevadero este primer tramo.

Según lo que explican desde el laboratorio Aplicaps by Clover, la patología asociada a las naúseas es en realidad una combinación de diferentes variables, que actúan en el organismo de la mujer a varios niveles, y suelen afectar en torno a un 70% de las embarazadas, derivando en vómitos entre un 30 y 50 por ciento de los casos.

Vamos a ver algunos de los potenciales  culpables de las molestas nauseas en el embarazo matutinas: la liberación de mayores cantidades de hormonas, como la progesterona o la gonadotropina coriónica humana, una hormona que aumenta de manera exponencial.

Durante los primeros meses en el embarazo, y cuya presencia en el organismo suele coincidir en fechas con las náuseas y vómitos; también el estrés, el factor psicológico asociado a este tipo de síntomas, y que suele ser común entre las mamás embarazadas.

Algunas recomendaciones Importantes para sobrellevar las náuseas  en el embarazo

  • Ajusta la dieta. En casos leves de náuseas en el embarazo, es recomendable tomar pequeñas porciones de alimento en intervalos cortos, modificando lo que comemos para que cada comida sea un poco más ligera, con abundancia de proteínas, frutas y verduras, y dejando de lado los alimentos ricos en grasas.
  • También es importante y recomendable elevar el consumo de zinc, mediante la ingesta de plátanos, cereales integrales o legumbres, ayudando con ello a prevenir los mareos.
  • La vitamina “B6” es otro remedio alternativo que ayuda a reducir el malestar, ya que favorece el metabolismo de lípidos, carbohidratos y proteínas, además de disminuir la fatiga, regular la actividad hormonal y contribuir al funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Los otros alimentos  trigo, además de carne, huevos y pescado, verduras y legumbres, especialmente el aguacate y el plátano, las nueces y otros alimentos ricos en granos integrales. Y muy importante, no te olvides de beber mucho líquido en abundancia, sobre todo si las náuseas van acompañadas de vómitos.
  • Evita lo más que puedas los olores desagradables. En general, aunque especialmente en lo que concierne a los alimentos con olores fuertes, ya que acentúan los mareos y las náuseas. También es importante acordarse de ventirlar las habitaciones a diario, especialmente la cocina.
  • Los medicamentos, con precaución. Aunque en algunas ocasiones, y si el cuadro que se presenta es severo, los antihistamínicos o antieméticos pueden ayudar a aliviar estos síntomas, este tipo de medicamentos están contradictados en mujeres embarazadas, por lo que es preferible optar por otros medios alternativos elaborados con productos naturales. Uno de los más comunes es el jengibre, un antiemético natural que puede ayudar a prevenir las nauseas en el embarazo.
  • Relájate. Desde primeras horas del día, tomándote tu tiempo para levantarte de la cama: aprovecha para descansar 15 minutos antes de ponerte en pie, y come dos o tres galletas antes incluso de plantar el pie en el suelo.
  • También es importante aprender a distinguir los detonantes (no sólo los alimentos con olores fuertes pueden provocarnos náuseas: cada mujer cuenta con su propia lista o es diferente en su organismo), y acordarse de respirar hondo y dejar de lado el estrés. Duerme lo suficiente por la noche, y tómate una pequeña siesta si estás cansada durante el día.
  • También Considera terapias alternativas. Algunas mujeres prefieren probar otros métodos menos corrientes, como la acupresión o la acupuntura es fundamental, eso sí, consultar primero con el médico.

Menu Para Embarazadas las Opciones Saludables y Ricas

El  menu para embarazadas contienen los alimentos indispensables para el correcto desarrollo del bebé. ¡Conoce qué debes comer y en qué cantidades!

Los médicos más  especialistas de Voy al Doc nos ofrecen un par de menu para embarazadas, dos opciones saludables que te aportarán todos los nutrientes necesarios para que tu bebé y tú tengan todo lo que necesitan en cuanto a alimentación se refiere.

¿Cuántas veces has escuchado que las mujeres embarazadas tienen que “comer por dos veses”? Sin duda, esta creencia es muy popular en nuestra sociedad, sin embargo, no hay nada más erróneo que esto.

Durante el embarazo, efectivamente, las necesidades de energía de la mujer aumentan de peso,  pero para cumplir con estas nuevas exigencias sólo se deben agregar a la dieta alrededor de 300 kcal por día como máximo.

Pero no olvides consultar a tu ginecólogo  de cabecera y a un nutriólogo para saber si estos menu para embarazadas son para ti y cumplen con tus necesidades nutrimentales y las de tu bebé!

De hecho, la cantidad de las  kilocalorías que una mujer debe aumentar puede variar de acuerdo a las semanas de gestación.

En la que se encuentre y a sus características individuales como ser la edad, estatura, su peso antes del embarazo, si realiza algún tipo de actividad física y, sobre todo, el peso que debe alcanzar al término del embarazo.

Descubre cuántos kilos debes subir durante embarazo

Lo cierto es que a lo largo de los 9 meses del embarazo cada mujer desarrolla diferentes necesidades físicas, por lo que es imposible generalizar respecto a la cantidad exacta de kcal que se deben incluir en su dieta.

Sin embargo, un aspecto en común en todos los embarazos es que las mujeres deben ingerir comida saludable, es decir, una dieta equilibrada, que contenga alimentos de todos los grupos y que éstos sean preparados con higiene y seguridad.

El menu para embarazadas que encontrarás a continuación representan una dieta de 2 mil kcal e incluyen alimentos importantes para el adecuado desarrollo del bebé por su alto contenido de nutrientes esenciales como vitaminas, hierro y grasas saludables.

El consumo a  diario de cereales integrales, verduras y frutas, además de aportar antioxidantes, minerales y vitaminas, te proporcionarán fibra

El Menús para  embarazadas

El desayuno

OPCIÓN A .1 el huevo revuelto con champiñones acompañado de una ½ taza de frijoles cocidos y 1 rebanada de pan integral  más ½ taza de sandía  más 1 taza de leche descremada

OPCIÓN B.  Una ½ taza de papaya y ½ taza de melón con 3 cucharadas de queso cottage más ¾ de taza de avena cocida con 6 almendras + ½ taza de leche descremada

La colación matutina

OPCIÓN A.  Una ½ taza de jícama y zanahoria rallada más 2 galletas saladas integrales

OPCIÓN B.  Una ½ pieza de pan pita con pechuga de pavo (2 rebanadas o 30 gramos), lechuga, jitomate y 2 rebanadas de aguacate

Comida

OPCIÓN A. Una  Ensalada de ejote con jitomate y 4 cubitos de queso panela (45 g) aderezada con 2 cucharaditas de aceite de oliva más Filete de pescado a la veracruzana (120 gr) con ¾ de taza de arroz cocido y 2 cucharadas de guacamole fresco  más de postre una manzana mediana con cáscara

OPCIÓN B. La crema de espinaca más  1 taza de espagueti con carne molida de ternera (90 gramos)  en salsa de jitomate con 3 cucharadas de queso parmesano rallado + De postre gelatina sin azúcar con trocitos de fruta

Colación de la vespertina

OPCIÓN A. Una taza de yogur natural bajo en grasa con 10 pasitas y 3 nueces

OPCIÓN B. Una taza de palomitas naturales sin sal puedes agregar limón

La cena

OPCIÓN A.  Una quesadilla con tortilla de harina con 1 rebanada de queso manchego y 2 rebanadas de jamón de pavo  más ensalada verde aderezada con gotitas de limón

OPCIÓN B. La ensalada de calabacita, zanahoria, betabel una  ½ taza de garbanzos y 1 barrita de surimi,  aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva y especias al gusto + 1 taza de yogur descremado

El Plato del Bien Comer: la guía para los mexicanos

Ahora sabías que…

Los cereales, como el pan, pasta, arroz, galletas, tortillas, se convertirán en tu principal fuente de energía, por ello es muy importante que su consumo sea variado y que elijas los integrales.

Los alimentos de origen animal como carne el pollo, pescado, leche y sus derivados, serán tu principal fuente de proteínas en el menu para embarazadas cuyo requerimiento se eleva durante la gestación para poder llevar a cabo la síntesis de tejidos maternos y fetales.

El consumo a diario de cereales integrales, verduras y frutas frescas además de aportar antioxidantes, minerales y vitaminas,  te proporcionarán las cantidades adecuadas de fibra, indispensable para poder  combatir el estreñimiento común en esta etapa.

Los ácidos grasos omega 3 son  determinante y fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso del bebé, por lo que en el menu para embarazadas se deben incluir pescados grasos de agua fría, como ser  las sardinas y en el atún, entre 2 y 3 veces por semana. Otras fuentes de omega 3 son los frutos secos, particularmente nueces, emillas de linaza y chía.

Sin embargo las verduras de hoja verde y las leguminosas, como el frijol, son una fuente importante de ácido fólico, vitamina necesaria para el crecimiento de la placenta, la producción de glóbulos rojos (tanto tuyos como para el bebé) y, sobre todo, para prevenir malformaciones del tubo neural en el feto.

Pero durante la gestación se destinan aproximadamente 30 gramos de calcio para la formación del esqueleto del bebé y la preparación de tu cuerpo para la lactancia.

Los lácteos como el yogur, la leche y los quesos blancos, así como el brócoli, las sardinas en aceite, espinacas y almendras son la principal fuente de calcio en la dieta y que formar parte del menu para embarazadas, debes incluir al menos dos raciones diarias.

Además del calcio, las necesidades de hierro aumentan muchísimo durante el embarazo de las mujeres. Si se llegara a presentar una deficiencia de este nutriente podría dificultarse en la oxigenación de la placenta y, en consecuencia, al feto, además de que la hemorragia del parto podría poner en riesgo tu salud.

Como el menu para embarazadas es variado. Las carnes rojas son la mejor fuente dietética de este mineral, aunque también se encuentra en algunos cereales enriquecidos, aves, pescados, frijoles y frutos secos.

¿Qué hacer cuando la cigüeña no llega?

¡Recuerda!

En muchos casos suceden, independientemente de que la futura mamá lleve una dieta correcta a través de menús para mujeres embarazadas, la ingesta de suplementos vitamínicos es indispensable. Por ello también es muy importante que durante el embarazo visites con frecuencia a tu ginecólogo y sigas todas sus recomendaciones.

 

Alimentación Para Embarazadas Los Mas Importantes

¿Cómo sabes cuáles es la mejor alimentación para embarazadas? ¿Es importante comer pescado, o será peligroso porque contiene mercurio? ¿Necesitas comer carne, o tiene demasiada grasa? Y los huevos, ¿tendrán demasiado colesterol?

Con muchísimas  información contradictoria es fácil desistir de comer sano y terminar metiendo la cuchara en un gran bote de helado de chocolate.

Pero sigue leyendo y comprobarás que hay muchas maneras de asegurarte de incluir en tu alimentación para tu embarazo todos los nutrientes que tú y tu bebé necesita.

Nuestros grandes expertos en nutrición han elegido algunos de los alimentos súper poderosos que te ayudarán a tener un embarazo sano. Incluye en tus comidas los que más te gusten para fortalecer tu alimentación.

Los Huevos

Además de contener más de 12 vitaminas y minerales que son fundamental, los huevos tienen mucha proteína, la cual es esencial para tu embarazo. Las células del cuerpo de tu bebé, que ahora crecen y se multiplican a una velocidad asombrosa, están hechas de proteínas.

Además, tu propio organismo necesita las proteínas para el crecimiento y la reparación de los órganos que también se desarrollan en tu cuerpo, como la placenta, el útero y los senos.

Los huevos también son riquísimos  en colina, un nutriente esencial para el crecimiento de tu bebé y la salud de su cerebro, y que a la vez ayuda a prevenir defectos del tubo neural.

Además, puedes comprar huevos que contengan  los ácidos grasos omega 3, que son importantes para el desarrollo del cerebro y la visión de tu bebito. (Las marcas que contienen omega 3 lo traen impreso en la caja).

¿Pero no contienen los huevos demasiado colesterol? Ahora la verdad es que hemos sido injustos con los huevos.

En  la realidad, el consumo de grasas saturadas como las que contiene la manteca, los cortes de carnes rojas con alto contenido en grasas, el aceite de palma, la crema de cacao y diversos los alimentos procesados,  es mucho más perjudicial que el colesterol presente en los huevos de forma natural.

Si eres una mujer bien saludable, con un nivel de colesterol en la sangre  dentro lo normal, puedes incluir sin miedo uno o dos huevos en tu alimentación  diaria, dicen los expertos en nutrición.

Además de ser  sanos, los huevos son baratos, fáciles y rápidos de preparar, son muy versátiles. Cuando te falte tiempo o energía para cocinar, un par de huevos duros o una rica tortilla de huevos (a la que puedes agregarle algunas verduritas) son siempre una excelente opción.

Sólo asegúrate de cocinarlos bien y evitar las comidas y los postres que contengan huevos crudos, los cuales podrían contener bacterias que pueden causar infecciones y hasta provocar un parto prematuro es una de las recomendaciones que forma para con la alimentación para embarazadas

Ahora lee más sobre la importancia de consumir proteína durante el embarazo

El salmón

El salmón no sólo es un alimento rico en  las proteínas de muy buena calidad, sino que es también una excelente fuente de ácidos grasos omega 3.

Puedes ir comparado con otros pescados, tiene la ventaja de contener bajas cantidades de metilmercurio, un químico presente en alta concentración en muchos pescados grandes (pez espada, caballa del atlántico y el blanquillo camello, tiburón) y que es peligroso para el sistema nervioso en desarrollo de un bebé.

Sólo recuerda, aunque el salmón contiene bajas cantidades de mercurio, así como el atún (bonito) blanco enlatado y el abadejo,

La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos  con su sigla “FDA”, por sus siglas en inglés) recomienda que las mujeres embarazadas consuman un máximo de 12 onzas de estos pescados por semana para evitar ingerir por demasiado mercurio, 3 onzas equivalen a una porción del tamaño de una baraja o mazo de cartas.

Sigue leyendo más sobre qué pescados es peligroso consumir durante el embarazo

Los Frijoles alubias, judías

Podemos mencionar como ser: Negros, blancos, pintos, lentejas, garbanzos.  Cuántas deliciosas opciones tenemos de estas legumbres llenas de fibra y proteínas es importante mencionar en la alimentación para embarazadas.

Y ya sabes lo importante que son las proteínas para un embarazo sano, y ahora te presentamos a tu nuevo aliado durante los nueve meses de espera: la fibra.

Durante el embarazo los intestinos se vuelven un poquito más  perezosos, aumentando la posibilidad de que padezcas estreñimiento y hemorroides. El consumo de fibras ayudará a prevenir y aminorar estos dos problemas.

Los frijoles, además de tener un alto nivel de fibra, son muy  ricos en hierro y folato (el folato es la vitamina B9 que se encuentra en los alimentos, y el ácido fólico es la forma artificial del folato que se toma en vitaminas, píldoras etc), calcio y zinc.

La pregunta es obvia ¿Y cuál es la mejor manera de cocinarlos? Remójalos durante al menos un par de horas para que se hidraten y se cocinen en menos tiempo. Y, si los dejas en remojo de la noche a la mañana, mejor tira el agua y enjuágalos de nuevo antes de cocinar.

A la hora de disfrutarlos se en tu almuerzo o cena, sírvelos con alimentos ricos en vitamina C (un vaso de jugo de naranja, por ejemplo) para que tu cuerpo absorba mejor el hierro que contienen. En cuanto a los gases, hay quienes dicen que se pueden evitar si se preparan como el puré.

Pero no importa cómo te gusten tus frijoles, prepáralos siempre en doble cantidad y congela la mitad. Todos los tipos de frijoles conservan bien su sabor, textura y propiedades cuando se congelan, y siempre es muy práctico  para la alimentación para embarazadas,  tener algunas porciones en el congelador.

Espero que te esté gustándote el articulo y sigue Lee más sobre cómo aliviar los gases y la hinchazón durante el embarazo

El Camote batata, boniato

El color anaranjado de la batata o el camote viene de los carotenoides que contienen, y que nuestro organismo  se transforma en  vitamina A. Otros vegetales anaranjados y rojos, como la zanahoria, los chiles y pimientos (ajíes), también son muy  ricos en carotenoides.

Nuestro organismo los convierte los carotenoides de los vegetales en esta vitamina a medida que lo vamos necesitamos, o sea que no hay riesgo de ingerir cantidades excesivas de vitamina A.

Los camotes también son una buena fuente excelente  de vitamina C, folato y fibras. Y, al igual que los frijoles, son muy económicos y  muy versátiles y también muy ricos como botanas o meriendas.

Cocínalos al vapor o al horno, y dales un toque o estilo de sabor con un poco de mojo, ajo, aceite de oliva o hierbas frescas. Úsalos en sopas y guisos junto con papas comunes o en lugar de éstas.

Inspírate con esta deliciosa receta del cordero con camotes y las manzanas

La Avena

La avena es un grano integral muy rico en fibra es esencial. Es una excelente fuente de energía y también es rica en vitamina B1, magnesio, proteína y fósforo, entre otros nutrientes.

Pruébala como cereal en tu desayuno, con leche y frutas, o úsala molida en la preparación de galletas, pastelitos y bollos tipo “muffins”.

También la avena es la alimentación para embarazadas que contiene, el ingrediente principal de la granola (avena tostada con frutas secas), la cual combina muy bien con el yogur natural.

Comer cereales integrales durante el embarazo es sumamente importante porque éstos contienen mucha fibra y nutrientes, incluyendo vitamina E, que protegen las células de nuestro cuerpo.

Además de la avena, puedes también incluir en tu alimentación para embarazadas el arroz integral, panes y tortillas hecho con harinas integrales, la quínoa que contiene mucha proteína) e incluso las palomitas del maíz ¡sí, también son un cereal integral!; pero consúmelas sin mantequilla o aceite, y procura no agregarles demasiada sal.

Estas galletitas de la avena y naranja te encantarán y son muy fáciles de hacer

Los Nueces

Si talvez no te gustan los huevos ni el pescado por cualquier motivo, pero quieres asegurarte de consumir los ácidos grasos omega 3, tan importantes para el desarrollo cerebral de tu pequeño, prueba las nueces.

Los nueces, son una de las mejores fuentes vegetales de omega-3, en la alimentación para embarazadas,  y te vendrá muy bien tener siempre a la mano esta botana práctica y energética (además, combina muy bien tanto con postres como con platillos salados).

Ahora guárdalas en el congelador para que no se pongan rancias, y disfrútalas solas, con uvas pasas o frutas, sobre ensaladas, pastas y vegetales, o mezcladas con el rico  yogur.

Aquí tienes las 11 ideas estupendas de botanas sencillas y muy  nutritivas

El yogur natural

El yogur natural te ofrece unos grandes beneficios de la leche de una forma más fácil de digerir y con la ventaja adicional de las culturas activas que contiene por ejemplo (o probióticos) que ayudan con la digestión y pueden fortalecer tus defensas naturales.

Es una manera excelente fuente de calcio la alimentación para embarazadas, el cual es vital en tu dieta de futura mamá. Ahora si no consumes suficiente calcio durante el embarazo, tu organismo lo extraerá de tus huesos y dientes para que no le falte este mineral a tu bebé.

El yogur natural es más sano y saludable que los que tienen sabor a frutas, los cuales además de azúcar contienen más conservantes, sabores y colorantes artificiales. Pero si lo prefieres dulce, prueba agregarle fruta fresca picada o endulzarlo con un poco de miel.

Ahora descubre cuales son los 5 sustitutos saludables para antojos de comida chatarra

La col, y otras verduras de hojas verdes oscuras

La col,  en lo tradicional o rizada, está cargada de muchas vitaminas y nutrientes, incluyendo las vitaminas A, C y K, así como del importantísimo ácido fólico. También es muy rica en carotenoides, esenciales para la salud de los ojos.

La espinaca tampoco se queda atrás, por su sabor más suave y su versatilidad en la cocina la mantienen siempre entre las verduras favoritas o preferidas. Si deseas pruébala en sofritos, tortillas de huevos, empanadas, quiches, o usa las hojitas más tiernas en sándwiches y ensaladas.

Para sacarles el mejor o mayor  provecho a estas hortalizas, lo ideal es consumirlas lo más frescas  que sea posibles, preparándolas sin demora al comprarlas, puesto que conforme pasan los días disminuye su contenido nutritivo.

Pero también es buena idea tener siempre una bolsita de espinacas o col picada en el congelador para la preparación de diversos platillos.

Averigua por qué el ácido fólico es tan crucial durante tu embarazo en los 9 meses

Las carnes magras

Las carnes proveen de  grandes cantidades de proteína y hierro, y dos nutrientes fundamentales durante el embarazo.

Alimentación Para Embarazadas Los Mas Importantes

Sin embargo, dependiendo del corte, también pueden contener mucha grasa para tu alimentación. El truco está en elegir opciones más magras, como el solomillo, y evitar las más grasosas como muchas carnes molidas, y también la piel de las aves.

Al comprar  la alimentación para embarazadas, carne de res, elige los cortes sin grasa los mas que sea posible (de 95 a 98 por ciento libre de grasa). Evita, sin embargo, los fiambres y las salchichas, a no ser que se calienten hasta que estén humeantes.

Pero además de que son menos sanos, hay un pequeño riesgo de que al consumirlos puedas transmitirle algunas bacterias o parásitos dañinos al bebé, incluyendo el toxoplasma, o la salmonella.

Cómo conseguir los nutrientes que tu bebé necesita si eres vegetariana sigue leyendo para que te esteres en ese artículo.

La Frutas y verduras de colores variados

Al consumir una variedad de frutas y verduras anaranjadas y rojas, amarillas, moradas, verdes y blancas estarás aportando a tu dieta (y al de tu bebé) una gran variedad de nutrientes.

Esto se debe  también a que los alimentos de diferentes colores son ricos en diferentes vitaminas, minerales y antioxidantes.

Además, este arco iris muy nutritivo tiene otra importante ventaja: durante la fase final de la alimentación para embarazadas, el bebé está “probando” a través del líquido amniótico todos los alimentos que tú consumes, dicen los expertos.

Si tu pequeño o pequeña empieza a saborear una variedad de frutas y verduras sanas desde antes de nacer, es importante y señalar que aumentará la probabilidad de que reconozca esos sabores y los acepte más adelante.

Las Siete Reglas de Alimentación Durante el Embarazo

Adapta tu alimentación durante el Embarazo a esta etapa, incluso si ya te alimentas bien

La  gran mayoría de las mujeres embarazadas necesitan incrementar las proteínas que consumen, ciertas vitaminas como el ácido fólico y minerales como el hierro, y comer algunas calorías extra para tener más energía.

Si crees que todavía no estás comiendo bien, ahora es el momento de asegurarte de que tu alimentación sea más nutritiva y equilibrada.

Es muy recomendable  e importante la alimentación durante el embarazo, que limites la comida chatarra, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé.

Sin embargo, comer mejor no significa comer más o mucho más rico. La creencia de que durante el embarazo hay que comer por dos, se descartó hace tiempo.

Si tienes un peso más que adecuado al inicio de tu embarazo, no necesitarás calorías extras durante el primer trimestre.

Durante el segundo trimestre, tu bebé sólo necesita que añadas un promedio de  340 calorías más por día (y 300 calorías no son grandes cantidades de comida, por ejemplo, un jugo, puede ser una  tortilla y un poco de arroz ya las completan) y alrededor de 450 calorías adicionales por día durante el tercer trimestre.

Si tienes talvez tengas sobrepeso o de lo contrario, estás baja de peso, no te bases en el número de calorías arriba indicadas. Eso dependerá de la meta que tengas para controlar tu peso. Habla con tu doctor al respecto.

Aquí te brindamos algunas ideas para  la alimentación durante el embarazo.

Evita alimentos poco seguros o confiables para tu embarazo

Alimentos crudos, poco o poco cocidos no seguros

Hoy en el día hay ciertas bacterias que crecen con facilidad en los alimentos que no están cocinados. Estas bacterias pueden causarte una enfermedad llamada listeriosis, que es peligrosa para el bebé.

Por ejemplo, el ceviche, el marisco crudo (incluyendo las ostras y el sushi no cocinado), la leche que no esté pasteurizada o los quesos blandos, como el queso fresco, panela, de hoja y asadero y junto con otros como el brie o el camembert, pueden contener estas bacterias que pueden afectar a tu bebé.

También hay que tener muchas precaución con los embutidos, así como con chorizos, perros calientes (hot dogs), jamón serrano y con las carnes crudas o poco hechas y el paté.

Por otro lado, cuando prepares los  vegetales, es muy recomendable que los laves bien porque pueden tener bacterias que producen listeriosis, salmonella y otras infecciones.

Los Pescados

Las Siete Reglas de Alimentación Durante el Embarazo

Hay algunos pescados que contienen mercurio, un metal con el que hay que tener bastante cuidado y precaución porque se cree que puede afectar el desarrollo del feto.

La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos recomienda limitar el consumo de la sardina llamado atún y otros pescados a unas 12 onzas (unos 300 gramos) por semana que es el equivalente a cerca de dos porciones.

Por otro lado encontrarás respuestas a todas tus preguntas sobre qué alimentos son poco recomendables durante el embarazo aquí.

Di no al alcohol y limita la cafeína por tu salud

Beber el alcohol, aunque sea solamente un vaso de vino con la comida, tampoco es recomendable.

El alcohol tiene consecuencias muy serias para la salud del bebé (defectos físicos, problemas de aprendizaje y problemas emocionales). Por eso, muchos médicos recomiendan abstenerse del alcohol durante todo el embarazo.

Hay algunas bebidas latinas muy saludables, como las aguas frescas (sin azúcar poca y mínima de azúcar), que puedes utilizar como alternativas para los tragos con alcohol.

La cafeína es también algo con lo que hay que ser muy prudente y conciente. Si te gusta mucho el café, intenta tomar sólo un par de tacitas al día, y asegúrate de que no esté muy cargado, o de que sea descafeinado.

Pero algunos estudios sugieren que las mujeres que consumen más de 200 miligramos (0,2 gramos) de cafeína al día (lo que equivale a 0,35 litros) tienen más probabilidad de tener un aborto que una mujer que no consume cafeína.

Algunos casos en los que el bebé nace con bajo peso o incluso nace sin vida es algo que no deseo a nadie, se han vinculado a las grandes cantidades de cafeína que tomaba la mamá, pero no está confirmado todavía con algún estudio real.

Pero también recuerda que la cafeína no está sólo en el café. También está en el té, las sodas, el chocolate y en algunas bebidas latinas como el mate o el guaraná.

Muchas de estas bebidas las puedes comprar también sin cafeína. Mejor todavía, puedes reemplazar estos productos. La alimentación durante el embarazo es saludables como leche descremada, jugo de fruta natural o agua con unas gotas de limón.

Comienza a tomar tus vitaminas prenatales sin descuidos

En un mundo  que llevamos lo ideal, en el que no existieran las náuseas ni el rechazo a ciertos alimentos, una dieta equilibrada sería todo lo que una futura mamá necesitaría para alimentarse bien.

Pero sin embargo, para asegurarte de que tanto tú como tu bebé están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, además de seguir una dieta bien equilibrada debes tomar las tabletas de vitaminas y minerales prenatales.

Asegúrate de que las vitaminas que estás tomando contengan ácido fólico o revisadas por un médico. Necesitarás 400 mcg de ácido fólico todos los días antes de quedar embarazada.

En algunos grupos como los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, sugieren que una vez que descubras que estás embarazada, aumentes tu consumo diario de ácido fólico a un mínimo de 600 mcg que forma parte de la Alimentación durante el embarazo

La falta del ácido fólico se ha relacionado con defectos del tubo neural como la espina bífida. Pregunta a tu médico de cabecera si necesitas tomar algún otro suplemento.

Algunos investigadores del ramo y además indican que existe un nutriente importante que puede prevenir los defectos del tubo neural.

Este es la colina, un nutriente poco conocido podríamos decir, pero que se considera esencial para el organismo humano. Necesitarás tomar 450 mcg de colina diarios. La gran mayoría de vitaminas prenatales que no contienen este nutriente así que lo tendrás que obtener por medio de alimentos.

El cuidado en la alimentación durante el embarazo conlleva a consumir como ser: La colina está presente en los huevos, los cacahuates, el germen de trigo, la remolacha (el betabel), la soya, los garbanzos, las lentejas y el arroz, entre otros.

Más adelante, puede que el médico te recomiende tomar hierro o calcio para asegurarse de que tienes una cantidad más que suficiente de estos minerales claves. Otros especialistas también recomiendan que tomes vitamina “D” durante el embarazo.

Las Siete Reglas de Alimentación Durante el Embarazo

Si eres una persona vegetariana estricta (no tomas ni huevos ni leche) o tienes diabetes, diabetes del embarazo, o anemia, o si has tenido una historia previa de bebés nacidos con poco peso de los debes hablar con tu médico acerca de tu alimentación y las vitaminas extra que puedes necesitar.

Si talvez tienes problemas para tragar las vitaminas o las vomitas, busca un tipo que puedas masticar o en polvo para diluir con agua.

También ten muy  presente que más cantidad de vitaminas no quiere decir mejor: evita las megadosis de todo tipo de vitaminas o minerales ya que podrían hacerle daño al bebé. Tampoco tomes suplementos a base de hierbas sin antes consultarlo con tu médico de cabecera.

No hagas dietas de adelgazamiento durante el embarazo sin preguntar a tu medico

Hacer dietas de adelgazamiento durante el embarazo no es nada  recomendable para el desarrollo del bebé ni para tu salud.

Muchas de estas dietas para perder peso no tienen suficiente hierro, ácido fólico u otras importantes vitaminas y minerales. Recuerda también que el aumento de peso es uno de los mejores indicativos de un embarazo saludable.

Las mujeres que comen muy  bien y aumentan una cantidad adecuada de peso tienen menos complicaciones por que llevan una alimentación durante el embarazo

Por eso, si estás comiendo las frutas y vegetales frescos, proteínas magras, granos integrales, y estás aumentando de peso, puedes estar tranquila, porque todo va bien.

Lee por qué puede ser  un poco peligroso obsesionarse con el peso durante el embarazo.

Aumenta de peso  de manera gradualmente

En general debes intentar aumentar un promedio  entre 25 y 35 libras (11 y 16 kg) si comenzaste el embarazo con el peso recomendado. Si estabas por debajo de tu peso normal al quedarte embarazada, puedes aumentar un poquito más, entre 28 y 40 libras 13 y 18 kilogramos.

O talvez si tenías sobrepeso al comienzo del embarazo, debes intentar poner unas poquitas libras menos, entre 15 y 25 libras (7 y 11 kg). Si padecías obesidad antes de quedar embarazada, se recomienda no subir más de 15 libras (7 kg).

Una de la forma en la que subes de peso es tan importante, o incluso más, como la cantidad total que aumentes.

Es muy probable que lo que aumentes de peso durante el primer trimestre de tu embarazo sea lo menos que subas durante todo tu embarazo, aproximadamente entre 1 y 5 libras en total (entre 0,9 y 2 kg). Después puedes, en el segundo y tercer trimestre, aumentarás más o menos una libra por semana (o medio kilo).

Si mides al  menos de 5′ 2″, (1,60 m), eres una adolescente, o esperas más de un bebé, debes hablar con tu doctor sobre el peso que debes aumentar, porque será diferente a las cantidades indicadas arriba que deben mejorar la alimentación durante el Embarazo

También si tienes un poco de  sobrepeso o estás por debajo de tu peso normal al inicio de tu embarazo. Por ejemplo, si tienes sobrepeso, tu meta podría ser aumentar sólo media libra (0,45 kg) por semana durante el segundo y tercer trimestre en lugar de una libra.

Y si talvez esperas mellizos, el peso que debes aumentar es más que el de las mamás que esperan a un bebé.

Lee más sobre el embarazo y el sobrepeso y la alimentación durante el embarazo cómo lidiar con el aumento de peso en estos meses.

Come de Manera Frecuente y Ligera es la forma adecuada.

Si las náuseas, el rechazo que quizás sientes por ciertos alimentos que podían causar,  la acidez o la indigestión te están quitando las ganas de comer, intenta comer de cinco a seis comidas ligeras, en vez de tres grandes.

Por lo cual será mucho más fácil para tu cuerpo digerirlas. No te saltes comidas, incluso si no tienes hambre, porque el bebé necesita recibir alimentación durante el embazo de forma regular.

Está bien si comes botanas saludables o bajas en las  calorías, las cuales proporcionan no más de 150 calorías por porción. Las más adecuadas son los alimentos naturales, como las frutas, los vegetales y los productos lácteos como el yogur.

Recuerda que es muy recomendable que limites la comida chatarra lo más que puedas, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé.

Come Algo Dulce de vez en cuando sin exageración

Las comidas procesadas, los postres con mucho azúcar no deberían formar parte de tu dieta. Sin embargo, no se trata de decirle adiós a todos los dulces porque estas embarazada, los puedes comer en ocasiones especiales.

No te atormentes o traumes, que una galleta o un pedazo de pastel de chocolate de vez en cuando no le harán daño a tu bebé.

Alimentación en el Embarazo que es Imprescindibles

Es cierto que una nutrición sana debe ser variada y que no debe faltar la alimentación en el embarazo pero hay algunos que son imprescindibles, sobre todo ahora en el embarazo. Tomarlos garantiza tu salud y el correcto desarrollo de tu bebé.

Descubre cuáles son la nutricionista Marta González Caballero, autora del libro “Manual de alimentación en el embarazo.

Primera Alimentación Los lácteos, varias veces al día

Alimentación en el Embarazo que es ImprescindiblesLos requerimientos de calcio para la mujer embarazada se encuentran en torno de unos 1.200 miligramos diarios (en una mujer no gestante es de unos 900 miligramos diarios), llegando incluso a  unas cantidades de entre 1.600 y 2.000 miligramos diarios con las embarazadas gemelares, señala María González Caballero.

Hay varias fuentes  alimentarias de calcio pero los lácteos son los alimentos más  estrella. Su consumo de cuatro raciones de lácteos son indispensables para cubrir las necesidades el mineral durante todo el embarazo. ¿Cuándo tomarlas? En el desayuno, a media mañana, para merendar y antes de acostarte.

Y si no te gustan los lácteos… camúflalos pero te explicamos alternativas

Si talvez la leche no te gusta o no te sienta muy  bien, existen otras muchas formas de ingerir lácteos. Un vaso de leche equivale a dos yogures, 80 gramos de requesón, 40 gramos de queso semi curado o curado y 80 gramos de queso fresco.

Pero también puedes incluir en tu alimentación, platos elaborados de los mismos productos lácteos como la bechamel, los batidos, cremas de verduras…

Las verduras de hoja verde

Alimentación en el Embarazo que es ImprescindiblesLas verduras  de color verde son esenciales, como las acelgas, las espinacas, la lechuga, el brécol, etc., son ricos en varios nutrientes imprescindibles en la alimentación en el embarazo.

Tienen unas elevadas cantidades de ácido fólico, una vitamina del grupo “B” que tiene un papel fundamental en el embarazo de las mujeres, como nos cuenta Marta González Caballero:

Intervienen en la formación de células sanguíneas (glóbulos rojos) y participa en la síntesis de los ácidos nucleicos (ADN, ARN), las proteínas, la metionina y de neurotransmisores como la adrenalina, la dopamina y la noradrenalina´.

 Son la alimentación en el embarazo que te conviene tomar sobre todo cuando estés pensando en tu embarazo o en las primeras semanas, ya que la carencia de ácido fólico es un riesgo para enfermedades.

El tubo neural, como la espina bífida. Además, son ricas en calcio, ´pero hay que tener en cuenta que éste se absorbe mal a causa de la presencia en estos alimentos de los oxalatos sustancias que actúan como anti nutrientes, afirma Marta González.

Las Carnes y Mariscos son los Básicos

En el embarazo la anemia es por falta de hierro es muy frecuente y es importante que en tu dieta incluyas alimentos con un alto contenido en este mineral.

El hierro es el mineral que ayuda bastante a formar la hemoglobina, y ayuda al cuerpo a transportar el oxígeno que necesita para Alimentación en el Embarazo que es Imprescindiblesproducir energía.

Cuando hablamos de alimentación en el embarazo, son ricos en hierro hay que tener en cuenta el contenido en este mineral, pero también la cantidad que nuestro cuerpo es capaz de aprovechar, apenas un 10 o 15 por ciento.

En primer lugar es importante que debes tener en cuenta que en los alimentos el hierro se presenta bajo dos formas  Hierro hemo.

 Es el que mejor absorbe  en nuestro organismo (alrededor del  25%) y está presente en alimentos de origen animal, como las carnes (sobre todo en las rojas y mariscos (almejas, mejillones y berberechos Hierro no hemo.

Por otro lado se encuentra en alimentos vegetales, como legumbres, frutos secos, verduras verdes o cereales enriquecidos en hierro. Nuestro cuerpo no lo absorbe bien (entre un 1 y un 5%).

Termina Las Comidas con Fruta

Alimentación en el Embarazo que es ImprescindiblesLa absorción del hierro es importante por lo, tanto del hemo como del no hemo, puede mejorarse si se combinan con alimentos adecuados, como los ricos en vitamina C.

Por el contrario hay  varios factores que entorpecen la absorción del hierro, como los taninos, presentes en el té y el café.

Para finalizar la comida o la cena es preferible tomar una pieza de fruta que se rica en vitamina C como una naranja, piña, mandarinas o kiwi.

También es muy  interesante que puedas  acompañar esos alimentos con guarniciones de verduras ricas en vitamina C” como las patatas, pimiento, puerro, brécol, col, coliflor.

Además, no utilices salsas que contengan lácteos ni tomes mucha leche o sus derivados en las comidas principales, porque el calcio dificulta la absorción del hierro.

La leche, los yogures o el queso tómalos a media mañana tipo 10, en la merienda o antes de acostarte.

Pescado, Tres Veces por Semana… como Mínimo en tu alimentación para el embarazo

El pescado es sumamente  rico en yodo. En las mujeres embarazadas es necesario reforzar laAlimentación en el Embarazo que es Imprescindibles cantidad de yodo, ya que la madre proporciona este micronutriente al feto.

En los cinco primeros meses de gestación del feto adquiere la cantidad de una hormona, la tiroxina, mediante la aportación de yodo materno, puesto que sus glándulas tiroideas no tienen capacidad para producirla.

Sin embargo, en ese periodo de tiempo es cuando se forma la corteza neuronal y para ello es imprescindible esta hormona.

De hecho,  ya está comprobado que el déficit de yodo acarrea una disminución del cociente intelectual del niño que puede llegar hasta el 15%.

Las mujeres embarazas y lactantes necesitan un consumo de yodo hasta un  250 a 300 microgramos al día.

Para alcanzar estas cantidades a través de la dieta resulta prácticamente imposible y precisan un suplemento de 100 microgramos al día que sólo deben tomar bajo prescripción médica´, afirma  la nutricionista Marta González Caballero.

Para Cocinar, usa sal Yodada más que recomendable

Alimentación en el Embarazo que es ImprescindiblesUna medida para aumentar la cantidad de yodo que ingieres es utilizar la  sal yodada en la alimentación en el  embarazo, pero también en la lactancia materna.

El recién nacido no ha completado aún  todavía la maduración cerebral. Una cantidad apropiada de yodo en la dieta es imprescindible para que haya una buena función tiroide para ultimar ese proceso.

Por eso, es  tan importante que la leche materna contenga una dosis de yodo adecuada. Y si la madre no da el pecho, habría que garantizar la oportuna ingesta de yodo con algún suplemento o con leches en cuya composición aparezca este mineral.

Que no falte el huevo en tu dieta en la alimentación

La nutricionista  famosa Marta González Caballero explica el porqué. El huevo es el alimento que contiene las proteínas más completas y de mayor valor biológico, contiene en una proporción óptima  en los ocho aminoácidos esenciales que el organismo necesita para formar sus propias proteínas humanas.

La clara transparente está formada por agua y proteínas de alto valor  y mucho biológico (ovoalbúmina, entre otras).

La yema (color amarillo y anaranjado), es riquísima en grasa saturada, colesterol y otros componentes grasos como lecitina. También hay pequeñas cantidades de vitaminas liposolubles (A, D), hidrosolubles (B1, B2) y minerales (hierro, fósforo, zinc, selenio y sodio).

Las legumbres, Varias veces a la Semana en tu Alimentación en el Embarazo

El elevado aporte de fibra de las frutas  legumbres facilita la movilidad intestinal y evita la retención Alimentación en el Embarazo que es Imprescindiblesfecal en el organismo, aunque también favorece la flatulencia al comerlos, mastícalas mucho y así se evitan los problemas de gases.

Es en la  Alimentación en el Embarazo ideal para las embarazadas con problemas de diabetes gestacional.

Las legumbres  son fundamenta porque tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que lo después de ingerirlas aumenta poco el nivel de glucosa en sangre; y gracias al elevado aporte de fibra, el paso de la glucosa a sangre es lento.

Aunque la presencia de  los minerales y vitaminas varía según la especie, las legumbres son buena fuente de  las vitaminas B. En cuanto a los minerales, el aporte de calcio (de escasa absorción), zinc, potasio, fósforo y magnesio, es también notable.

El Pan y las Pastas, mejor integrales sin Lugar a Dudas

La  Alimentación en el Embarazo  son completos o integrales contienen fibra dietética, antioxidante, vitaminas y minerales. Los alimentos refinados pierden todas estas propiedades´, señala la nutricionista Marta González Caballero.

Pero no obstante, es importante recordar a las embarazadas que no suelen consumir alimentos integrales que los incluyan progresivamente en su dieta y aumenten su ingesta de agua.

 La fibra la absorbe y si nuestra ingesta de líquido es deficiente, nos costará más previsible de  ir al baño. Por lo tanto, para evitar el estreñimiento es importante tomar al menos entre 6 a 8 vasos de agua al día, incluso más en los sitios calurosos.

Dieta Embarazo Sana y Equilibrada Para Embarazadas

Si estás con la Dieta  embarazo quizás te hayan dicho eso de “uy, ahora te tienes que cuidar mucho más, vigila lo que comes a diario en tu alimentación.

Pero tienen razón en parte, porque está claro que debes llevar una dieta embarazo adecuada que no te perjudique a ti ni a tu bebé, pero cuidarse y vigilar lo que comes es algo que se debería hacer siempre, y no solo cuando esperas un bebé si no en tu alimentación normal que llevas.

Si no es el caso, y si llegas al embarazo pensando que hay cosas que muy probablemente podrías hacer mejor, sigue leyendo porque vamos a comentar qué hay que hacer para lograr una dieta sana y equilibrada durante el embarazo.

¿Hay que hacer dieta?  Te pregunta seguro

Hay mujeres en algunos países  que acostumbran a hacer dieta, de manera más o menos frecuente, que sienten la necesidad de controlar mucho lo que comen para no ganar muchos kilos. Hay otras que no hacen, pero piensan que podría ser buena idea.

La realidad  marca es que no. No hay que hacer dieta si al hablar de dieta embarazo nos referimos a controlar las calorías para controlar el aumento de peso, pasando un poquito (o mucha) hambre.

Vamos, que no hay que comer de menos, pero tampoco hay que comer de más o abusar. Lejos quedaron esos consejos de “ahora come por dos” y ya nadie los da.

Una mujer embarazada tiene que comer la cantidad que su cuerpo le pida nada más, sin restricciones que le hagan pasar hambre y sin forzarse para que el bebé esté  bien alimentado.

Entonces sigue la pregunta, ¿da igual el peso que ganes?

No da igual. Ganar demasiado peso puede ser muy  peligroso, porque hay más riesgo de diabetes gestacional y más riesgo de obesidad (e incluso de que el bebé sea obeso), como puede serlo ganar demasiado poco.

A veces es difícil controlar esto, porque hay embarazos en que te encuentras fatal y es casi imposible llevarte comida a la boca y otros que pasas mucha hambre.

Comes mucho, pero siempre hay algo que podemos hacer aún mucho más, y es tratar de llevar a la boca alimentos lo más sanos posibles (que no es lo mismo merendar un trozo de pan con algo que un croissant y cinco galletas con chocolate).

Vamos, llevar una dieta bien equilibrada, con la que el peso será más correcto que si te metes lo primero que te apetece.

El peso que hay que ganar en un embarazo, que no deja de ser una orientación, pero que es lo considerado recomendable es el siguiente:

Las mujeres que tienen un IMC bajo de (19,8) tendrían que aumentar entre 12,5 y 18 kilogramos.

Mujeres con un IMC normal (19,8 a 26) deberían aumentar entre 11,5 y 16 kilogramos.

Mujeres con un IMC alto (26 a 29) tendrían que aumentar entre 7 y 11,5 kilogramos.

Mujeres con un IMC muy alto, consideradas obesas (29) tendrían que aumentar un mínimo de 6,8 kilogramos.

Cómo hacer una dieta equilibrada y sana en la dieta embarazo

No es en realidad demasiado  o complicado y difícil, y para las mujeres, que a menudo han llevado a cabo alguna dieta, seguro que es hasta fácil (a menos que hayan seguido alguna loca dieta milagro inútil).

Todo radica, simplemente, en buscar ingredientes lo más sanos posible  que sea y lograr que a lo largo del día haya variedad.

Por qué vamos, tal y como se muestra en las típicas pirámides de alimentos, hacer que los alimentos más consumidos sean los cereales integrales, que son los que aportan más hidratos como ser:  pan, arroz, pasta, todo integral), y la verdura, la fruta y las legumbres (fruta y verdura fresca, hortalizas, también frutos secos, etc.

Debes consumir también, en menor proporción, pescado, carne, lácteos y aceites vegetales, siendo de preferencia la cocción hervida, al vapor y a la plancha.

Comer muy pocos alimentos que lleven mucho azúcar, evitar los que sean de cereales refinados por ejemplo: (pan blanco, arroz blanco, pasta blanca), las carnes rojas y las procesadas, como embutidos o filetes congelados donde puede suceder que la mitad ni siquiera sea carne.

Para ir terminando finalmente, evitar todo lo que sabemos que aporta muchas calorías pero pocos nutrientes: aperitivos salados, batidos, bebidas con gas gaseosas, bollería, bombones, caramelos masticables, dulces, golosinas, granizados, helados, mantecados, mayonesas, pastelería, postres dulces, quesos altos en grasa, refrescos, repostería, salsas, sorbetes, turrones, zumos.

Tan solo con seguir estos consejos, embarazada o no, estarás siguiendo una dieta saludable, el peso estará mejor controlado y tanto tu cuerpo como el de tu angelito bebé recibirá los mejores nutrientes. Si a esto le añades un poco más de ejercicio cada día la probabilidad de que el embarazo y el parto vayan mejor son mayores.

Por otro lado es fundamental también que camines por lo menos unos 20 minutos diarios ya eso ayuda bastante al momento del parto.